¡Envío gratuíto península a partir de 60€!
Tiempo en Ashburn 5.25º Cielo claro
Viento: 5.7 m/s, Humedad: 35%, Presión: 1028hpa


Existen infinidad de variedades de cerezo (Prunus avium), desde los silvestres y las guindas, que resultan algo ácidas, hasta los que producen grandes cerezas o las duras y carnosas picotas. La cereza es todo un símbolo de dulzura, color y sabor, muy explotado por las imágenes gráficas de la publicidad.

Las variedades utilizadas actualmente son la Burlat, Napoleón, Van, Ambrunesa o Picota, de origen francés o americano con cerezas más grandes y dulces que los tipos antiguos. Muy recientemente se han introducido variedades auto-compatibles : la Summit, Sunburst, Stella, que por lo tanto no necesitan polinizadores de otro tipo para dar fruto.

Disponer de uno o varios cerezos en un huerto resulta sencillamente agradable y mágico, sobre todo para los niños, que disfrutan consumiendo los maduros ramilletes de cerezas.



Su único inconveniente es el gran espacio que abarcan, ya que por lo general, se trata de arboles de gran porte, que alcanzan alturas de hasta 10m y pueden llegar a ocupar una superficie de 45 a 50 m2.

El cerezo vive cerca los cien años. Es una especie europea y de Asia Occidental, y se puede encontrar como especie forestal espontánea desde el sur de Escandinavia hasta el Mediterráneo, incluidas las islas Británicas. En la Península Ibérica se encuentra en los Pirineos y Prepirineo y el sur, llegando al Norte de África.

Descripción:

El cerezo es un árbol de hoja caduca que puede llegar a alcanzar los 25 metros de altura y 0,60 metros de diámetro. La corteza de su tronco es lisa y de un marrón oscuro con tonos rojizos muy característico. El tronco es derecho y la copa bastante estrecha, sobre todo en medio forestal. Las ramas están agrupadas en coronas anuales.

En la juventud, la corteza es de color gris rojizo brillante, lisa con abundantes lenticelas blanquecinas. Más tarde se forman bandas horizontales, y después placas, que se agrietan. No obstante, puede que la corteza se mantenga lisa durante mucho tiempo.

Sus hojas son más o menos ovaladas y alcanzan los 12 cm de longitud, siendo su borde del tipo aserrado irregular con una o dos glándulas rojas en el extremo del peciolo. Cuando caen en otoño, su color se torna anaranjado y dejan paisajes espectaculares, sin embargo, en condiciones desfavorables esto ocurre durante el verano.



Las flores son blancas, con cinco pétalos, hermafroditas, agrupadas en corimbos, de fecundación cruzada por insectos . La floración se produce en el mes de abril / mayo, antes de la aparición de las hojas. Los frutos, las cerezas, se desarrollan pasados dos meses, y son de tipo drupa.





Tareas

Sembrar Cereza

La semilla debe ser remojada no menos de 24 hs. antes de ser plantada, y esta primera siembra debe ser en un espacio pequeño y bajo una fina capa de tierra que se habrá de vigilar de cerca hasta que germine. Se debe plantar en invierno y es conveniente agregar abono orgánico al suelo, el estiércol de caballo puede ser abono suficiente.

Cuidados

Cultivo

Si bien guindas y las cerezas ácidas pueden sembrarse de semilla o por trasplante de los brotes que crecen al pie de los cerezos, sin necesidad de injerto, lo ideal es reproducir por esta vía las características del árbol seleccionado. El injerto puede realizarse de escudete en primavera o a finales de julio.También suelen practicarse injertos de púa y de corona. El uso de pies silvestres permite el desarrollo de cerezos de porte enano.

Clima

Necesita de abundante luz solar para su desarrollo, por lo que es preferible plantarlo apartado de arboledas, aunque resiste la semisombra.

El cerezo puede desarrollarse bien en climas templados e incluso fríos, siempre que no se produzcan heladas tardías ni bolsas de frío en primavera.  Aguanta hasta los -20ºC pero las flores se pueden dañar a partir de los -2ºC. Es preferible plantarlo en zonas resguardadas o en pendientes y no en el fondo de valles o llanuras.

 

Suelo

Seleccionaremos un suelo bien aireado y con porosidad, con bajo contenido en arcillas y generalmente que tenga buen drenaje. Sus raíces profundizan bastante así que deberá ser un suelo profundo.

En cuanto al pH, el óptimo está comprendido entre 6 y 7, pero puede llegar a valores de 8 sin problemas.

Abonado

Hay que abonar la planta cada primavera a partir de su primer año. Cubre bien la base con compost descompuesto, al inicio de la estación de las flores, y deja que el árbol se aproveche de sus nutrientes para crecer.

También en los primeros años, se puede mantener un acolchado de material orgánico seco, que ayuda a evitar la presencia de hierbas competidoras y mantiene el suelo fértil, mullido y fresco.

Riego

Aparte del riego regular en los primeros meses de siembra o plantación, una vez bien arraigado el cerezo no precisa de riegos, excepto en regiones muy secas o cuando lo cultivamos en suelos arenosos o pedregosos que drenan el agua muy rápidamente.

Poda

La poda debe realizarse en otoño antes de la caída de la hoja. La poda es normalmente ligera en los árboles, se limita a aclareos y despuntes. En los árboles jóvenes se tiende a formarlos mediante la supresión de algunas ramas, poda y el despunte para obligarlos a ramificar.

La poda de regeneración no debe ser muy intensa y debe favorecerse la formación principalmente de ramilletes de mayo o de chifonas, mediante la reducción de ramos mixtos vigorosos.

 

Problemas

El mayor problema son los pájaros, que pueden darse más prisa que nosotros en cosechar hasta las cerezas más inaccesibles. En casos graves, habrá que cubrir el árbol con una red.

La gomosis es uno de los problemas más serios que padecen los cerezos; en algunos casos se les practican incisiones en la cara norte del tronco para equilibrar las descompensaciones de savia bruta y savia elaborada, y minimizar el problema.

Los pulgones pueden atacar los brotes tiernos, por lo que hay que controlar los aportes nitrogenados y el exceso de riego, usando algún insecticida vegetal en caso de ataque generalizado.

Los frutos de las variedades tardías que maduran en épocas calurosas pueden verse atacados por las larvas de la mosca del cerezo. Para su control usaremos trampas con melazas atrayentes e insecticidas o pastas pegajosas.

Prunus avium

Cereza - Prunus avium -

Propiedades medicinales

  • Antihemorroidal
  • Antirreumática
  • Diurética