Huerto en casa: el compost

El compost

Antes de empezar a cultivar nuestros propios alimentos, es necesario saber como hacer un buen compost.

El Compost es un proceso biológico de fermentación aeróbica. En él, los restos de alimentos orgánicos se descomponen por la acción de bacterias y hongos, como de macroorgaismos ( ácaros, lombrices,etc).  Esto da como resultado, un alimento homogéneo para nuestras plantas.

Para realizar un buen compost, los materiales orgánicos que podemos utilizar son:

otras plantas, ramas trituradas, hojas caídas de arboles (salvo las de nogal o laurel),malas hierbas antes de que hagan semillas, estiércol de animales, restos de frutas y hortalizas,restos orgánicos de comida en general, alimentos estropeados o caducados, cascaras de huevo siempre trituradas,café o té, restos de vino, cerveza,licor, servilletas y pañuelos de papel, pelo, entre otros componentes.

Hay que tener cuidado con los cítricos,restos de carnes y su estructura osea,patatas estropeadas o germinadas, papel y cartón (mejor es reciclarlo). Es recomendable retirarle las pegatinas que suelen ponerle a las frutas.

Nunca agregar al compost: cualquier tipo de tabaco, detergentes, materiales químicos-sintéticos o no degradables, y evitar materiales que contengan pesticidas porque siempre quedan rastros.

A la hora de prepararlo es necesario un cajón o recipiente que contenga nuestros residuos, y que preferentemente no tenga fondo para que haga contacto directo con la tierra. Debe tener orificios de ventilación y taparemos la superficie para controlar la humedad.

Los niveles de humedad óptimos para el compost en su fase de maduración se suele situar entre el 40 y 60%. El exceso de humedad produce compactación, falta de aireación y putrefacción, impidiendo la acción de los microorganismos y produciendo los malos olores.

La falta de humedad atrasa el proceso de descomposición y puede producir compactacion.

El desagradable olor se resolverá volteando los residuos.

La aireación es muy importante a la hora de la elaboración, ya que en exceso desecara los restos y su falta provocara putrefacción y elementos tóxicos. Lo recomendado al momento inicial serian espacios aireados del 50 o 60% y con la descomposición ira disminuyendo hasta el 10 %.

El compost se puede utilizar en cualquier momento de su elaboración.

Tags:

Déjanos tu opinión e ideas