¡Envío gratuíto península a partir de 50€!

Pulverizar

Pulverizar las plantas, es una forma de riego suave, que sirve para evitar que las hojas o las flores de las plantas que requieren mucha humedad se sequen. Mediante el uso de un pulverizador, spray o aspersor, podemos regar en forma de lluvia suave las hojas, o esparcir algún insecticida natural para proteger nuestras plantas.

Para regar las plantas de interior, los pulverizadores son la mejor solución, ya que son muy eficaces y llegan a todas las hojas. Se recomienda que el agua que se utilice no esté ni muy caliente ni tampoco fría, lo mejor será utilizar agua tibia. Dependiendo del tipo de planta, esta puede pulverizarse con frecuencia , tanto si se trata de los meses de verano como los de invierno.

A tener en cuenta:

El exceso de agua provoca la aparición de enfermedades fúngicas, que se manifiestan como manchas en las hojas o podredumbre.

No dejes de darles humedad ambiental por medio de pulverizaciones: todas las plantas de interior la necesitan y la agradecen siempre.