¡Envío gratuíto península a partir de 60€!
Tiempo en Ashburn 22.31º Niebla
Viento: 2.02 m/s, Humedad: 94%, Presión: 1014hpa


El tomate que comúnmente se llama Solanum lycopersicum, en realidad su nombre científico actual es Lycopersicon esculentum.

Es una planta herbácea anual, a veces bianual, originaria de América (México y note de Chile), y se ha convertido en una de las plantas más populares, tanto para cultivo como para consumo. En su lugar de origen son plantas perennes, sólo que en Europa se cultiva como planta anual.

El tomate es muy rico en vitaminas, y recientemente descubierto, propiedades terapéuticas o preventivas para los problemas de próstata e incluso el del cáncer.



Descripción:

Existen muchas variaciones de tomates. Además de los tomates cereza, de tipo pera y los de uso industrial, también nos encontramos con los habituales del huerto que están clasificados de maneras muy diferentes.

El tamaño que tiene cada uno de los modelos es muy diferente dependiendo de las variedades que queramos localizar y el sabor de los tomates en sí, también puede ser muy distinto según la forma en la que los hayamos cultivado.

Los tallos de esta planta están perfectamente ramificados y las hojas que salen desde aquí pueden llegar a tener hasta 17 centímetros.



Tareas

Sembrar Tomate

Las variedades tempranas de tomate requieren una siembra precoz en semillero protegido de los fríos y las heladas nocturnas. Tradicionalmente empleábamos el semillero de cama caliente, que les aporta el calor de la fermentación del estiércol (generalmente de caballo) y dispone de unas cubiertas de vidrio o plástico para captar y acumular la radiación solar. Podemos usa también bandejas de poliestireno expandido o macetas con una mezcla de fibra de coco y compost lo bastante nutritiva para proveer la planta hasta el momento del trasplante. Si sembramos a voleo en el semillero, procederemos a un primer repicado en macetas, cepellones o bandejas, cuando las plantitas tengan un tamaño de unos 15 cm o cuatro y cinco hojas. En las macetas o cepellones pasarán un período de enraizado y endurecimiento (entre veinte y treinta días), combinando la protección nocturna con la exposición al aire libre en las horas benignas del día.

Trasplantar Tomate

Cuando sepamos que ya no existen riesgos de heladas nocturnas, podemos trasplantar las tomateras al huerto, procurando enterrar una parte del tallo, por donde sacará raíces adventicias que aumentarán las posibilidades de desarrollo de las tomateras. Si queréis estar seguros de que no va a haber ya heladas que destruyan la plantación de tomateras, recomendamos que busquéis en vuestra zona algún matorral de espino albar silvestre o espino blanco. Esta rosácea empieza a florecer en cada región o lugar específico justo en el momento en que podemos estar seguros de que no se producirán heladas destructoras. en los lugares expuestos a los vientos se aconseja colocarse una protección en el momento del trasplante. Tradicionalmente, ésta se hacía con tejas, hojas de palma, cañizos o lo que se tuviera a mano; hoy podemos reciclar las garrafas de agua de 5 litros de polietileno transparente sacando el tapón y cortando la base de la garrafa. Al inicio del verano y en los lugares donde las noches no sean muy frías, podemos plantar directamente a la tierra los brotes u "ojuelos" laterales que cortamos de otras tomateras en crecimiento o producción. Si no hemos tenido la posibilidad de hacernos nuestro semillero, podemos plantar en macetas o alveolos los brotes que nos regale un vecino o un agricultor que tenga tomateras precoces en invernadero. Una vez enraizadas y endurecidas, las trasplantaremos al huerto sin ningún problema.

Cuidados

Cultivo

Las tomateras crecen sin demasiados percances si disponen de un suelo fértil, bien esponjado y no les falta agua. La mayoría de variedades precisa de tutores para que puedan crecer erguidas y los tomates no toquen el suelo- tienden a pudrirse en contacto con la tierra húmeda-. La tomatera se atará con esparto o cordel, a los tutores o cañas, dejando una cierta holgura que evite el estrangulamiento del tallo durante su desarrollo. Procuraremos atarlas justo por debajo del ramillete de flores o frutos, ya que es la zona que tiene que soportar más peso.
Las tomateras sacan brotes transversales en la base de cada hoja; si los dejamos, generan una maraña de brotes, hojas y ramilletes de flores y frutos, que dificultarán su cultivo y mermarán el tamaño de los frutos. Por ello, normalmente se podan o despuntan los brotes laterales, dejando un brote o tutor único, en el que se irán escalonando progresivamente los ramilletes de tomates.
Al manipular las tomateras (poda, entutorado, recolección), los dedos suelen mancharse de una sustancia verde negruzca, difícil de limpiar en ocasiones. En los casos en que el agua y el jabón no consigan su cometido, recurriremos al truco del labrador, que consiste en coger un tomate bien maduro y restregar su jugo y pulpa por las manos, así se quitará de una forma rápida y ecológica.

Clima

Los tomates se adaptan bien a casi todos los climas; solo les molesta el frío intenso (heladas), el excesivo calor o demasiada humedad en el ambiente. En las zonas con climas benignos, adecuada insolación y temperaturas estables, pueden cultivarse durante todo el año. En cambio, en los climas fríos sólo podrán cultivarse al exterior de mayo a septiembre, e incluso se recogerán los tomates verdes para que terminen su maduración en un lugar abrigado. Es una planta que se adapta bien al cultivo en invernaderos, aunque hay que controlar la humedad relativa del aire, pues es muy sensible a enfermedades criptogámicas (hongos), y ayudar a la polinización de las flores, removiéndolas o frotándolas con un pincel o , mejor aún, colocando alguna colmena de abejas junto a la puerta del invernadero.

Suelo

Se adaptan a casi todos los suelos, aunque prefieren los ligeros a los compactos; eso sí, les gusta que el suelo esté bien nutrido, esponjoso y aireado. Para su correcta maduración, las raíces necesitan sentir el calor, por lo que suelen irles muy bien los suelos pedregosos, que retienen y acumulan la radiación solar diurna y mantienen la tierra caliente durante más horas, acelerando el desarrollo de la planta y la maduración de los tomates. Efecto similar puede conseguirse en climas y zonas de poca insolación con acolchados de plástico negro, que captarán y acumularán la radiación en el suelo o esparciendo compost al pie de las plantas.

Abonado

Las tomateras son muy exigentes en nutrientes, por lo que procuraremos preparar el suelo con abundante compost descompuesto- no es preciso que lo esté demasiado-; los mejores resultados se obtienen precediendo el cultivo con un abono verde, al que se le añadirá un poco de compost en el momento de roturarlo. Dado que se trata de plantas de gran porte y producción (pueden superar los 10 kg/m2) es interesante añadir algo de compost a la tierra cuando se realizan tareas de desherbado o recalce. Se puede tener preparado un purín, que se irá diluyendo en el agua de riego a partir de las primeras cosechas.

Riego

La tomatera es bastante exigente en cuanto al riego, prefiriendo un aporte hídrico regular a grandes cantidades de agua demasiado espaciadas en el tiempo. Soporta sequías o escasez de agua, pero esto reduce su desarrollo y producción.
En la época de cosecha, cuando el suelo pasa por un período de sequedad y luego se riega abundantemente, los frutos tienden a agrietarse en su base.
En la época de la primera floración, vigilaremos la irrigación, ya que un exceso de agua o humedad dificultará el cuajado o desencadenará una abundante caída de flores, mermando la producción.
Tradicionalmente, se riega abundantemente justo en el momento en que despuntan las primeras flores, y a los dos o tres días se realiza un aporcado o recalce que destruye las malas hierbas que están brotando y remueve la tierra, esponjándola y evitando la rápida evaporación del agua, con lo que podemos esperar unos 15 días antes del siguiente riego.
El sistema de riego localizado por goteo resulta idóneo para as tomateras, ya que no debemos regarlas nunca con manguera o por aspersión, porque sufren con facilidad problemas criptogámicos.

Problemas

Durante el trasplante, sus tallos y raíces pueden ser roídas por el gusano gris o por los gusanos de alambre. Cuando son pocas las plantas afectadas, las arrancaremos y escarbaremos la tierra de su alrededor hasta encontrar a los culpables, de los que nos desharemos por vía expeditiva. Si se trata de una gran plantación, podemos recurrir a cebos atrayentes en los que haya Bacillus thuringiensis. Otro truco eficaz para controlar a los gusanos de alambre, consiste en enterrar rodajas de zanahoria cerca de los tallos; cada mañana levantaremos las rodajas y recogeremos los allí clavados como flechas en una diana.

El mildiu es una de las enfermedades más temidas en las tomateras y patateras. Se caracteriza por manchas negras en tallos, hojas y frutos, que poco a poco van secando la planta. Suelen aparecer en épocas lluviosas y en climas o temporadas húmedas. Habitualmente se controla con el sulfato de cobre de tradicional caldo bordelés. Nosotros utilizamos un sistema más sencillo y que no deja residuos ni manchas azuladas en la planta o los frutos: consiste en clavar en el tronco principal un hilito de cobre de unos 5 o 7 cm de largo; clavamos un extremo y enrollamos el resto alrededor del tronco, en forma de espiral. El cobre en contacto con la planta libera iones de cobre, que evitan la proliferación de hongos. El sistema es preventivo y suele dar buenos resultados, incluso cuando la enfermedad empieza a estar presente.

Valor nutricional

Valores por cada 100g (Tomatoes, red, ripe, raw, year round average) - USDA National Nutrient Database for Standard Reference
Fuente/s de valor nutricional Tomate
Título: National Food and Nutrient Analysis Program Wave 5k
Autor/es: Nutrient Data Laboratory, ARS, USDA - Volúmen: Beltsville, Año: 2001

Título: National Food and Nutrient Analysis Program Wave 5d
Autor/es: Nutrient Data Laboratory, ARS, USDA - Volúmen: Beltsville, Año: 2001

Título: National Food and Nutrient Analysis Program Wave 14c
Autor/es: Nutrient Data Laboratory, ARS, USDA - Volúmen: Beltsville, Año: 2009

Título: Comparison of alpha- and beta-carotene content of supermarket versus roadside stand produce
Autor/es: R J Bushway, A Yang, A M Yamani - Volúmen: 9, Año: 1987

Título: Effect of food preparation on qualitative and quantitative distribution of major carotenoid constituents of tomatoes and several green vegetables.
Autor/es: F Khachik, M B Goli, G R Beecher, J Holden, W R Lusby, M D Tenoro, M R Barrera - Volúmen: 40, Año: 1992

Título: Development of a method for the quantitative estimation of provitamin A carotenoids in some fruits.
Autor/es: T Philip, T S Chen - Volúmen: 53, Año: 1988

Título: Influence of the crimson gene (ogc) on vitamin A content of tomato
Autor/es: C. Y. Lee, R.W. Robinson - Volúmen: 15, Año: 1980

Título: National Food and Nutrient Analysis Program Wave 4c
Autor/es: Nutrient Data Laboratory, ARS, USDA - Volúmen: Beltsville, Año: 2001

Título: National Food and Nutrient Analysis Program Wave 2c
Autor/es: Nutrient Data Laboratory, ARS, USDA - Volúmen: Beltsville, Año: 1999

Título: Quantitative analysis of flavan-3-ols in Spanish foodstuffs and beverages
Autor/es: de Pascual-Teresa, S., Santos-Buelga, C., and Rivas-Gonzalo, J.C. - Volúmen: 48, Año: 2000

Título: Proanthocyanidins in common food products of plant origin
Autor/es: Hellström, Törrönen, A.R., and Matilla, P.H. - Volúmen: 57, Año: 2009

Título: Flavonoid content of U.S. fruits, vegetables, and nuts
Autor/es: Harnly, J. M., Doherty, R., Beecher, G. R., Holden, J. M., Haytowitz, D. B., and Bhagwat, S., and Gebhardt S. - Volúmen: 54, Año: 2006

Título: Catechin content of foods commonly consumed in the Netherlands. 1. Fruits, vegetables, staple foods and processed foods.
Autor/es: Arts, I. C. W., van de Putte, B., and Hollman, P. C. H. - Volúmen: 48, Año: 2000

Título: Quantitative analysis of flavan-3-ols in Spanish foodstuffs and beverages.
Autor/es: de Pascual-Teresa, S., Santos-Buelga, C., & Rivas-Gonzalo, J.C. - Volúmen: 48, Año: 2000

Título: Quantitative analysis of flavonols, flavones, and flavonones in fruits, vegetables and beverages by high-performance liquid chromatography with photo-diode array and mass spectrometric detection.
Autor/es: Justesen, U., Knuthsen, P., and Leth, T. - Volúmen: 799, Año: 1998

Título: Total phenol, flavonoid, proanthocyanidin and vitamin C levels and antioxidant activities of Mauritian vegetables
Autor/es: Bahroun, T., Luximon-Ramma, A., Crozier, A., and Arouma, O. - Volúmen: 84, Año: 2004

Título: Vitamin C and flavonoid levels of fruits and vegetables consumed in Hawaii.
Autor/es: Franke, A.A., Custer, L.J., Arakaki, C., and Murphy, S.P. - Volúmen: 17, Año: 2004

Título: Content of potentially anticarcinogenic flavonoids of 28 vegetables and fruits commonly consumed in The Netherlands.
Autor/es: Hertog, M. G. L., Hollman, P. C. H., and Katan, M. B. - Volúmen: 40, Año: 1992

Título: Flavonoid aglycons in foods of plant origin I. Vegetables
Autor/es: Lugasi, A., and Hovari, J. - Volúmen: 29, Año: 2000

Título: Flavonoids in vegetable foods commonly consumed in Brazil and estimated ingestion by the Brazilian population.
Autor/es: Arabbi, P. R., Genovese, M. I., and Lajolo, F. M. - Volúmen: 52, Año: 2004

Título: Dietary intakes of flavonols and isoflavones by Japanese women and inverse correlation between quercetin intake and plasma LDL cholesterol concentration
Autor/es: Arai, Yusuke, Watanabe, S., Kimira, M., Shimoi, K., Mochizuki, R., and Kinae, N. - Volúmen: 130, Año: 2000

Título: Phytochemical flavonols, carotenoids and the antioxidant properties of a wide selection of Fijian fruit, vegetables and other readily available foods.
Autor/es: Lako, J., Trenerry, V. C., Wahlqvist, M., Wattanapenpaiboon, N., Sotheeswaran, S., Premier, R. - Volúmen: 101, Año: 2007

Título: Evolution of antioxidant capacity during storage of selected fruits and vegetables
Autor/es: Kevers, C., Falkowski, M., Tabart, J., Defraigne, J-O., Dommes, J., and Pincemail, J. - Volúmen: 55, Año: 2007

Título: Occurrence of flavonols in tomatoes and tomato-based procucts.
Autor/es: Stewart, A. J., Bozonnet, S., Mullen, W., Jenkins, G., Lean, M. E. J., and Crozier, A. - Volúmen: 48, Año: 2000

Título: Simultaneous determination of all polyphenols in vegetables, fruits, and teas
Autor/es: Sakakibara, H., Honda, Y., Nakagawa, S., Ashida, H., and Kanazawa, K. - Volúmen: 51, Año: 2003

Título: Quantitative analysis of the flavonoid content of commercial tomatoes, onions, lettuce, and celery.
Autor/es: Crozier, A., Lean, M. E. J., McDonald, M. S., and Black, C. - Volúmen: 45, Año: 1997

Título: Assesing phytoestrogen exposure in epidemiologic studies: development of a database (United States).
Autor/es: Horn-Ross, P. L., Barnes, S., Lee, M., Coward, L., Mandel, E., Koo, J., John, E. M., and Smith, M. - Volúmen: 11, Año: 2000

Título: Daidzein and genistein content of vegetables.
Autor/es: Liggins, J., Bluck, L. J. C., Runswick, C., Atkinson, C., Coward, W. A., and Bingham, S. A. - Volúmen: 84, Año: 2000

Título: Phytoestrogen content of foods consumed in Canada, including isoflavones, lignans, and coumestan.
Autor/es: Thompson, L. U., Boucher, B. A., Liu, Z., Cotterchio, M., and Kreiger, N. - Volúmen: 54, Año: 2006

La línea verde es la puntuación nutricional del valor de la planta en comparación al resto de plantas de nuestro archivo.
Agua
Proteína
Grasas
Hidratos de carbono
Fibra
Azúcares
Ver todos los nutrientes al detalle
Valores por cada 100g

Nutrientes

Agua: 94.52 g
10pts
Energía: 18 kcal
0pts
Proteína: 0.88 g
0pts
Grasas: 0.2 g
1pts
Hidratos de carbono: 3.89 g
1pts
Fibra: 1.2 g
1pts
Azúcares: 2.63 g
3pts

Minerales

Calcio, Ca: 10 mg
0pts
Hierro, Fe: 0.27 mg
0pts
Magnesio, Mg: 11 mg
0pts
Fósforo, P: 24 mg
1pts
Potasio, K: 237 mg
2pts
Sodio, Na: 5 mg
0pts
Zinc, Zn: 0.17 mg
1pts
Cobre, Cu: 0.059 mg
1pts
Manganeso, Mn: 0.114 mg
0pts

Vitaminas

Vitamina A: 42 µg
0pts
Vitamina A, IU: 833 IU
0pts
Vitamina B-6: 0.08 mg
0pts
Vitamina C: 13.7 mg
1pts
Vitamina E: 0.54 mg
2pts
Vitamina K: 7.9 µg
0pts
Tiamina: 0.037 mg
1pts
Riboflavina: 0.019 mg
0pts
Niacina: 0.594 mg
2pts
Ácido pantoténico: 0.089 mg
0pts
Folato: 15 µg
1pts
Colina: 6.7 mg
1pts
Betaína: 0.1 mg
0pts
Caroteno, beta: 449 µg
1pts
Caroteno, alfa: 101 µg
0pts
Licopeno: 2573 µg
6pts
Luteína + zeaxantina: 123 µg
0pts

Lípidos

Ácidos grasos saturados: 0.028 g
0pts
Ácidos grasos monoinsaturados: 0.031 g
0pts
Ácidos grasos poliinsaturados: 0.083 g
1pts

Amino Ácidos

Triptófano: 0.006 g
1pts
Treonina: 0.027 g
1pts
Isoleucina: 0.018 g
0pts
Leucina: 0.025 g
0pts
Lisina: 0.027 g
0pts
Metionina: 0.006 g
1pts
Fenilalanina: 0.027 g
1pts
Valina: 0.018 g
0pts
Arginina: 0.021 g
0pts
Histidina: 0.014 g
1pts

Flavonoides

Kaempferol: 0.1 mg
0pts
Miricetina: 0.1 mg
0pts
Quercetina: 0.6 mg
0pts

Comprar planteles de Tomate