¡Envío gratuíto península a partir de 60€!
Tiempo en Cheney 15.35º Cielo claro
Viento: 5.1 m/s, Humedad: 24%, Presión: 1022hpa


La Mano de Buda (Citrus medica- variedad: sarcodactylis) es como un limón, cuyos frutos  se caracterizan por estar fragmentados en secciones, similares a los dedos. Su origen se ha rastreado hasta el nordeste de la India o China.

Crece en arbustos o pequeños árboles con ramas largas e irregulares cubiertas de espinas, que pueden llegar a crecer hasta 5 metros de altura. Sus hojas son largas y oblongas, de un color verde pálido y llegan a medir de 10 a 15 centímetros. Sus flores blancas están teñidas de púrpura por fuera y crecen en fragantes grupos.

Estos árboles rara vez se reproducen por medio de la semilla de sus frutos, ya que se produce con muchísima facilidad por medio de esquejes tomados de ramas de unos ejemplares maduros e injertados sobre naranjos o pomelos. Aunque las frutas obtenidas de estos ejemplares serán bastante más pequeñas que las que da el árbol original. El fruto en si puede llegar a medir hasta los 30 centímetros de diámetro, variando claro esta en cada una de las especias que forman la familia del “Citrus Medica”.



La fruta tiene una piel gruesa y solo una pequeña cantidad de pulpa ácida. No tiene jugo ni, a veces, semillas. Como algunos tipos de naranja, el fruto de este árbol puede ser dulce o agrio, aunque en ambos caso la carne es áspera y poco apetecible.

Como en casi todos los cítricos, sus hojas desprenden un agradable aroma a limón y sus flores un perfume muy intenso a azahar, por lo que es usada, principalmente, por chinos y japoneses para perfumar habitaciones y objetos personales como la ropa.

También se utiliza con fines medicinales, especialmente para combatir problemas de digestión pesada o enfermedades leves respiratorias, ya que es un buen expectorante.



Tareas

Lo sentimos no hemos encontrado tareas.

Cuidados

Clima

Es extremadamente sensible al frío, el follaje se daña normalmente en el punto de congelamiento, aunque el fruto es levemente más resistente a las bajas temperaturas. El árbol es sensible a la congelación, al calor intenso y a la sequía. L

En climas extremos, habrá que protégelos del frío y las heladas en invierno y la primavera temprana, especialmente si son jóvenes. Una forma segura de cultivar este arbolito, es plantarlo en contenedor y moverlo a un sitio abrigado durante los meses más fríos.

Son especies originarias en general del Sudeste asiático y solo pueden vivir al aire libre todo el año en zonas de heladas poco intensas, con mínimas medias de -6 a 0° (USDA 9), como Levante y Andalucía. En el resto de España hay que tener la precaución de plantarlos en un macetero para poder trasladarlos en invierno a un lugar más cálido y protegido.

Necesita pleno sol o mucha luminosidad.

Suelo

Medio, fresco y con buen drenaje. Si es ácido, asimilarán mejor el hierro.

Abonado

No aportes abono orgánico en la maceta o el hoyo de plantación, ni durante los primeros meses. A partir del primer año dales un fertilizante especial para cítricos.

Riego

La planta debe contar con la humedad adecuada, evitando siempre el encharcamiento. Riégala cada dos o tres días procurando que se moje todo el cepellón. Si utilizas riego automático procura que los goteros no estén demasiado pegados al tronco (para evitar que se atiborre de agua la zona del cuello) ni demasiado separados; a unos 15-20 centímetros estaría bien.

Citrus medica

Mano de Buda - Citrus medica - sarcodactylis

Taxonomía Mano de Buda (familia)

Especie: Citrus medica
Variedad: sarcodactylis

Propiedades medicinales

  • Antiescorbútica
  • Antigripal
  • Antihipertensiva
  • Antinflamatoria
  • Antioxidante
  • Depurativa
  • Digestiva
  • Expectorante
  • Laxante