¡Envío gratuíto península a partir de 60€!
Tiempo en Ashburn 28.87º Nubes dispersas
Viento: 2.6 m/s, Humedad: 83%, Presión: 1012hpa

Caracoles y babosas

Los caracoles


Los caracoles son residentes comunes en la mayoría de campos de cultivo y huertos pequeños y grandes. Las babosas son más propias de huertos y lugares húmedos, pues al no poder evitar el calor o la sequía refugiándose dentro de su cáscara, necesitan ambientes habitualmente húmedos.

En el huerto se les teme bastante ya que devoran con facilidad los brotes jóvenes, las plantitas tiernas y las hojas de muchas hortalizas; también roen la piel de algunas plantas o de ciertos frutos, como nectarinas o melocotones.

En biodinámica se comenta que la baba de caracoles y babosas dejada a su paso sobre el suelo o las plantas aporta beneficios muy superiores para el huerto que los problemas que causan estos animales (calcio orgánico).



Por ello, tal vez, a menos que resulten plaga devastadora no deberíamos preocuparnos demasiado por la presencia de algunos caracoles o babosas en el huerto.

Cómo prevenir:

  • Proteger y potenciar la presencia de sus depredadores naturales: erizos, sapos, patos, gansos, algunas aves y los seres humanos.
  • Esparcir ceniza o serrín muy seco alrededor de los cultivos sensibles a los ataques de caracoles y babosas. Atención: cuando la ceniza o el serrín se mojan pierden su eficacia.
  • En otros países Europeos, para impedir a los caracoles y babosas entrar en las zonas valladas de las parcelas, se comercializan unas láminas metálicas finas que se clavan en el suelo alrededor de los cultivos, protegiéndolos e impidiendo que estos animales accedan a ellos.

Cómo combatir:

  • Recoger caracoles y babosas aprovechando los días de lluvia, que es cuando salen de día, y dárselos a las gallinas, a los patos o consumirlos si os gusta.
  • Distribuir tejas y otros elementos que les sirvan de cobijo y faciliten su recogida.
  • Enterrar recipientes de boca ancha a ras del suelo y llenar la mitad con cerveza. Las babosas acudirán a beber y se ahogarán.
  • En caso de plaga devastadora está permitido recurrir a los gránulos de metaldehído- alcohol de ciertas maderas- que tras su consumo los deshidrata y mueren.Estos cebos granulados no hay que esparcirlos por el huerto sino colocarlos en recipientes repartidos regularmente y cubrirlos con una teja u otro elemento que impida su ingestión por animales domésticos u otros.