¡Envío gratuíto península a partir de 60€!
Tiempo en Ashburn 8.82º Cielo claro
Viento: 7.2 m/s, Humedad: 61%, Presión: 1012hpa

Huerto en Octubre

Huerto en octubreEl otoño está muy presente en octubre y los paisajes cambian de tonos en el huerto: empiezan a predominar los ocres y marrones, e incluso los grises en algunas zonas, con las ayuda de los posibles fríos y tal vez las abundantes lluvias. Las noches de octubre son más largas a costa de robar horas de luz al día, por lo que la mayoría de plantas han frenado o empiezan a frenar su desarrollo, incluso las que toleran el frío intenso.

En la mayoría de huertos de octubre, las cosechas aún suelen ser muy variadas y abundantes. En los climas templados aún cosecharemos judías verdes, tomates, calabacines, melones– al limite-, berenjenas, maíz. Quizás aparezcan las primeras inflorescencias de alcachofa. Los boniatos– o batatas-empiezan a estar en su punto y ya podemos consumirlos o arrancarlos de la tierra y guardarlos en lugares oscuros para disfrutar de ellos tras un buen oreado. En las zonas frías pueden producirse las primeras heladas, por lo que procuraremos cosechar las plantas y frutos más sensibles y proteger los que permanezcan en la tierra durante el invierno.

Puede ser que ya tengamos mucha fruta almacenada, aparte de la que trasformamos en mermeladas y confituras, y las que deshidratamos en el secador solar. Los espacios para guardar las frutas- manzanas, kakis, etc.- conviene que estén a una temperatura de entre 6 y 10 ºC, bien aireados y con una humedad relativa del 70%. De todos modos conviene revisar a menudo el frutero y retirar las frutas con signos de estropearse. Como aún no han llegado los fríos intensos, conviene aprovechar este mes para terminar de limpiar las parcelas libres de los cultivos de verano. En las zonas cálidas y en las templadas,  aún podemos sembrar abono verde o esparcir compost y mezclarlo ligeramente, dejando que se integre con la tierra durante el invierno.

Octubre marca un antes y un después en el inicio de la temporada de otoño en el huerto, siendo clave para su mantenimiento y preparación de cara al invierno.