¡Envío gratuíto a partir de 50€!

Huerto en Diciembre

Aunque oficialmente el invierno no llega hasta el día del solsticio, lo cierto es que desde sus inicios diciembre suele ser un mes realmente frío para la mayoría de zonas, excepto Levante y el sur de la península. En las zonas más frías, el huerto empezará a entrar en reposo total; sólo podrán cosecharse las hortalizas resistentes al frío: coles, coles de Bruselas, puerro, escarola y espinacas.

Es una buena época para realizar las reparaciones de infraestructuras como las vallas o el gallinero, revisar las herramientas, reparando las que no estén en perfecto estado, y revisar por completo el motocultor: bujía, cambio de aceite, limpieza del filtro, cambio de piezas rotas o deterioradas, etc.

Seguimos esparciendo el compost en las parcelas que preparamos de cara a la primavera. Volteamos el montón de compost o el estiércol en luna llena, regándolo en caso de que esté seco o no llueva. En esta época podemos cortar las cañas- luna llena o menguante-, que luego servirán de tutores para judías y tomates. Comprobaremos el estado de las patatas, los boniatos y los chayotes guardados, eliminando los que se hallen en malas condiciones.